Tejavana Alojamientos rurales, Cerámica, Reformas, ...

17-12-2017

En la variedad está la locura

Miguel Gálvez, Barrio de San Pedro

Voy a tener la osadía, así para empezar, de dar una definición seria de la clasificación básica de las ideas:

Ideas que aún no se han hecho.

Ideas que se han hecho.

Esta primera clasificación es generalista, es decir, incluye a toda la humanidad, y, por supuesto, se pierde todo aquello que no esté en los anales de la historia. Pero la clasificación sirve igualmente para nosotros mismos, dividiéndose en las ideas que no hemos hecho y lás que sí.

Las ideas que no hemos hecho aún, tienden a acumularse en la cabeza, produciendo efectos alucinógenos de incapacidad; la mejor receta conocida por la muy milenaria medicina china no me la sé, pero la mía es ir haciendo parte de esas ideas, ya que así se sacan de la cabeza y alivian la tos.

Esta parte de la página está pensada para mostrar cómo hemos ido haciendo las casas y, a la vez, ir contando los avatares que nos íbamos encontrando, cómo los íbamos solucionando, los truquillos que aprendimos..., es decir una especie de "Aprende a Construir en 5 minutos" que puede que te valga para algo o puede que no, pero esta cuestión supera ampliamente mi pretensión, si acaso, de recordar de una manera más o menos simpática el cómo hicimos estas cosas-casas-ideas.

Calentando con...Chimeneas.

Las chimeneas pueden retocarse de varias formas para que, sin perder el conocido efecto romántico y relajante, sean más "económicas". Por ejemplo, consumiendo la misma cantidad de leña se puede instalar un serpentín de agua que recorre el tiro y la calienta, incorporándose luego al circuito de calefacción más caliente, manteniendo la temperatura y por lo tanto ahorrando gasóil. Si tienes la opción más radical de hacerla completamente nueva no eches en saco roto las medidas y consejos de este apartado... y sí, sí, existen las chimeneas que no rebufan humo hacia dentro.

 

 

Las Escaleras... subir y bajar..

Estamos haciendo una casa con dos plantas, todo está dibujado (bueno, casi todo); las escaleras han dado vueltas en el plano durante un mes largo y toda la distribución y actividades girará inexorablemente alrededor de ellas. Todo está preparado para empezarlas, hoy es el día, vamos a... empezarlas?,... por dónde?". Este fué nuestro estado de perplejidad el día que quisimos realizar (hacerla real) la primera escalera, luego fuimos aprendiendo, poco a poco. A lo mejor encuentras por aquí algún atajo, pero recuerda que:"no hay atajo sin trabajo", que dice el dicho montañes.:-)

 

 

Baños...Madera, piedra y cristal.

Los baños son auténticas máquinas, mecanismos que retienen y evacúan el agua de nuestras casas de una manera impecable, eso sí, como toda máquina, si están bien hechos. Lo mejor de un baño es que funcione, que sea útil y fácilmente limpiable, luego no es lo más difícil darle un bonito acabado con materiales agradables y que se "lleven bién" con el agua. En este apartado empezamos con desagües en PVC, y tomas de agua fría y caliente en cobre, y terminamos poniendo las toallas en los apliques. Solados, alicatados, instalación de los distintos sanitarios, grifos y demás cacharrería de la que consta esta máquina del agua que todos queremos reformar alguna vez.

 

 

Suelos con...los pies en el idem.

El acabado del suelo y el material usado son los "techos" de un suelo. Y en este caso también, el suelo no se empieza por el tejado. Primero hay que tomar cotas y niveles, en lo que ya nos podemos perder un poco, luego hay que ver qué llevan por dentro: tuberías, luz, etc. Después planear cómo se "encuentran" los suelos de distintos materiales y ver cómo se distribuyen sus diferentes capas para que todos terminen a nivel. En fin, un sinfín de pequeños trucos que hacen posible, al final, ordenar todo para hacer un suelo de altos piés.

 

 

 

Lo que quieras... en madera.

Material que debería ser nombrado Bien de la Humanidad, ya mismo. Vete al monte, mira qué especies de árboles crecen salvajes, compra un plantón o plánta la semilla y siémbrala; y repite estos pasos todos los noviembres que puedas de aquí en adelante. Es un pequeño gesto que tal vez permita seguir viendo árboles centenarios a los que van llegando, además de ser una magnífica escusa para darnos una vuelta por el monte y celebrarlo.

La madera se lleva utilizando tantos años como conocemos, y no sólo por el hombre. Es el material con el que están hechos los árboles, aguantando vientos, tempestades y sequías durante años en el mismo sitio; un material que aún no ha sido capaz de imitar el hombre, razón que debería bastar para apreciar el todo, para saber de dónde viene, quién la plantó, dónde la vamos a utilizar, para qué,...