Tejavana Alojamientos rurales, Cerámica, Reformas, ...

17-12-2017

Madera, piedra y cristal

Miguel Gálvez, Barrio de San Pedro

Foto: Un baño con imaginación

Los baños y la cocina son los sitios de la casa que tienen agua corriente (!que gran suerte la nuestra¡) y desagües, por lo tanto es mejor que primero veas bien TODA la distribución de la casa, para ubicar las bajantes sin que se complique todo desde el principio. No escatimes en baños y pon, por lo menos, uno en cada planta. Ahora estamos en condiciones de ver cada baño, decide despacio entre bañera y ducha, entre poner o no bidé, en los espacios para desvestirse y colgar la ropa, y comprueba bien que todo te encajará cómodamente; es una perogrullada pero más vale pintar en el suelo todos los sanitarios que tener arrepentirse y acordarse cada uno de su santo cuando están hechas las bajantes y las tomas.

Una vez pintado en el suelo a tamaño real TODOS los sanitarios, hay que tomar niveles. Con un fino tubo de plástico transparente lleno de agua nos bastará para ir marcando los niveles (unos 5 metros de largo). Coge los dos extremos del tubo y ponlos pegados a la pared con el nivel del agua a la altura de los ojos; ahora podemos pedir ayuda a alguien e ir llevando uno de los extremos del tubo a lo largo de la pared: dos marcas por cada pared. Tenemos toda la habitación con unas marcas en la pared, las unimos con hilo de azulete y nos queda una línea que nos sirve para tomar referencias e ir descontando la altura de cada capa del suelo para poder calcular bien los niveles.

Foto:Subiendo el nivel con arlita.

Los niveles del lavabo, la ducha y el bidé bastan con que sean comprobados con un nivel cualquiera que nos indique hacia dónde corre el agua; normalmente tendremos que hacer unas rozas en el suelo para que "cojan" caída, e intentar no poner codos cerrados; algún tramo de PVC flexible nos ayudará en esa "curva" con elegancia e hidrodinamismo. El desagüe del retrete debe ser lo más vertical posible, intentando reducir los tramos inclinados y dándoles a estos una inclinación mínima del 5%. Cada sanitario puede llevar su propio sifón para evitar los malos olores, pero hay otra solución, que a nosotros nos ha ido mejor, que es llevar todos los desagües hasta un bote sifónico, que ponemos cerca de la bajante del retrete. Te aseguras que nunca hay olores y centralizas la limpieza y mantenimiento del baño.

Ya podemos empezar a presentar todo: empieza por la tubería del retrete y el bote sifónico; a partir de éste tienes que ir llegando a cada sanitario. Cuando tengas todo presentado comprueba las bajantes, marca con un rotulador indeleble todas las uniones con un par de señales en cada una para poder montarlas luego con el ángulo bueno. Desmonta todo y empieza a pegar , primero la bajante del retrete a la bajante pricipal, luego desde el bote sifónico a la bajante del retrete y, por último los tubos desde el bote sifónico hacia cada sanitario.

El PVC, aparte de ser seguro un material cuyo proceso de fabricación es más bién contaminante, tiene también la virtud de ser cabezota (un "duro"); más te vale que te armes de paciencia y respires 10 veces antes de pegar, es irreversible¡¡. Una vez acabado te prometo que no queda una labor comparable, lo demás es coser y cantar.

En una casa unifamiliar te sobrará con 90 mm de diametro para las bajantes principales y retreteres, y de 40 mm para el resto de los tubos

Foto:Combinación de materiales .

Trabajar el cobre, que en principio parece más complicado que el PVC (por aquello del soplete, las soldaduras y eso), es una de las cosas que más merece la pena aprender: reparaciones, reformas, inventos.. tiene mil aplicaciones. El equipo básico para soldar cobre es un soplete de gas y una botella de gas, de las azules de camping; los materiales, aparte de las piezas de cobre, se reducen a un cortatubos, un ovillo de hilo de estaño con plata al 6%, ácido y un estropajo tipo verde. Todo esto cuesta menos de lo que te cobra un fontanero por un aviso. Cualquiera que quiera explicarte cómo se hace todo esto no tardará ni diez minutos mientras tomas notas.. un par de soldaduras acompañado y eres libre. Si no tienes esa posibilidad deja que me atreva en un esquema sencillo. Al igual que en el PVC debes tener todo cortado, presentado y sin soldar, para empezar. En el diseño acuérdate de poner una llave de paso a la entrada de cada baño y de la cocina: esto evita tener que inutilizar toda la casa cuando hay avería o reforma. Vete desmontando desde la entrada de la tubería en la habitación hasta los grifos, y suéldalo en este mismo orden, así si te equivocas en algo es en un ramal no en el nudo de encuentro. Por supuesto, si hay agua debes vaciar el circuito y asegurarte que no queda agua en las tuberías (en cuanto te quede una gota, no sueldas). Separamos dos piezas de la presentación, las limpiamos con el estropajo, las aplicamos el ácido y las volvemos a unir. Encendemos el soplete y lo ponemos a fuego no muy fuerte; con la punta de la llama del soplete vamos recorriendo la pieza arriba y abajo para que se caliente uniformemente; empieza a quemarse un poco el ácido y las impurezas, como a los 30-60 segundos; retiramos un poco la llama y tocamos con el hilo de estaño el límite de unión de las piezas; si hemos llegado a la temperatura verás "desaparecer" la punta del estaño dentro de la unión de cobre: déjala deslizar un par de centímetros, apaga la llama y moja la soldadura con un paño mojado para que se enfríe.. así coge más resistencia de manera más rápida y disminuyes el riesgo de achicharrarte en un movimiento involuntario. Si no has llegado a la temperatura, da un poco más de calor, y si aún asi no lo consigues revisa que no haya ni gota de agua dentro de la tuberia que quieras soldar.

Como suele pasar un tiempo entre que se termina el cobre y se termina el baño, cada toma de agua, sea fria o caliente, se deben dejar a la altura y anchuras que vienen indicadas en los sanitarios, y debes poner en cada una de ellas unos tapones a rosca con teflón, los venden, para seguir con agua en la obra y hacer el resto de los baños y la cocina... yupi ¡¡.

En una casa unifamiliar te sobrará con 18 mm de diametro para las tuberías principales, y de 12 mm para el resto de los tubos. No te olvides de recubir las tuberias con los macarrones azul y rojo, para fria y caliente respectivamente, esto aparte de "avisar" un poco antes de taladrarla por accidente, evita que se despeguen azulejos por los rápidos cambios de temperatura del metal.

Foto: Solando con reglas.

Bueno ya tenemos la "máquina" del lavabo instalada, sólo nos queda revestirla adecuadamente, si son tus primeros baños no elijas un estilo de líneas rectas y puras, es mejor algo que te de juego, más adaptable. Si los niveles de las paredes y suelo estan bién, con una mínima capa de cemento cola que extiendas con la llana dentada y unas crucetillas para mantener la misma separación entre azulejos, tendrás más que suficiente para alicatar el universo. Si los niveles están mal date por jodido, hay que hacerlos y dejarlos secar bién. Para arrejuntar los azulejos espera unos dias y utiliza cemento puro, hay cosas preparadas pero son más caras y son lo mismo pero de colores, la mezcla hazla bastante consistente y utiliza un canto de una goma semidura para quitar el sobrante (venden un cacharro bueno y barato pa ello). Una vez alicatado y solado nos queda conectar las máquinas en sus agujeros y sujetarlas bién al suelo, lo mejor es cemento blanco puro, con una consistencia densa, y los anclajes mecánicos que llevan los sanitarios. No olvides el teflón para todas las uniones a rosca.